PRENSA INSTITUCIONAL

Diputados evaluaron las medidas adoptadas por el Ente Regulador de los Servicios Públicos durante la pandemia

Facebooktwitter

Reunión Diputados ENRESP

Los legisladores de las diferentes bancadas abordaron las acciones implementadas por el organismo en beneficio de los usuarios de los servicios públicos en el marco de la cuarentena preventiva y obligatoria por el COVID-19.

Congelamiento de tarifas, prohibición de cortes de servicios y posibilidad de diferimientos en los pagos, sin cobro de intereses, entre otros, fueron los temas planteados y debatidos entre los diputados de los distintos Bloques y el presidente del Ente Regulador de los Servicios Públicos, Carlos Saravia. Además, los legisladores indagaron respecto a las medidas adoptadas por el organismo estos tiempos de pandemia.

En la reunión, encabezada por el presidente de la Cámara de Diputados, Esteban Amat Lacroix, y los presidentes de las bancadas parlamentarias, el titular del ENRESP brindó detalles sobre los planes de fondo del organismo y la tarea desplegada ante la contingencia.

En este sentido, el funcionario explicó que desde el Ente se dispuso el congelamiento del precio de los servicios de distribución de energía eléctrica y agua potable, pese a que las empresas estaban habilitadas a solicitar un incremento tarifario en el mes de abril pasado. Al respecto, remarcó que esta medida rige, en principio, hasta el mes de agosto próximo.

Por otra parte, sostuvo que sobre un total de 358 mil usuarios de energía eléctrica en Salta, 329 mil fueron alcanzados con la prohibición de corte de servicios entre los meses de marzo y septiembre, por una disposición que establece la posibilidad de ese beneficio a quienes están incorporados en un régimen de consumo mínimo por mes, y señaló que en aquellos casos en que se registraron cortes, se trata de usuarios que debían  más de tres cuotas o incumplían con la normativa. En este marco, aclaró que en Salta suman 165 mil usuarios protegidos de energía eléctrica y 156 mil de agua.

Asimismo, Saravia manifestó que a raíz de la pandemia, y por causas de fuerza mayor se aplicó la facturación estimada, tomando como base el consumo del mismo mes de año anterior, lo que en algunos casos provocó que la boleta llegue con importe menor y se corrija en la boleta siguiente, lo que no constituye un aumento. No obstante, explicó que se trabaja para solucionar el problema que significa para empresas y comercios el pago del ítem «potencia instalada», y señaló que existe una confusión entre «facturación estimada» y «potencia contratada», y planteó que ante la situación que afrontan muchos comercios, el Ente Nacional autorizó liberar a usuarios para que puedan reformular durante un plazo de tiempo la potencia y bajarla para no tener costos elevados, por lo que en Salta se resolverá en la misma línea y estiman alcanzar a cerca de 3.800 usuarios los que podrán acceder a planes de pago.

Por último, informó que se logró un ahorro de más de 10 millones de pesos que impactan en el presupuesto del organismo y se planteó un aumento en los montos de multas para las empresas por incumplimiento de plan de inversiones o del contrato de servicios.