PRENSA INSTITUCIONAL

Regresa al Senado en insistencia la iniciativa para la creación de Centros de estudiantes secundarios y superiores

Facebooktwitter

_MG_6708

Diputados insistió con el proyecto aprobado en la Cámara Baja en 2017 y de esta manera desestimó las modificaciones propuestas por el Senado a la iniciativa que promueve la creación de Centros de Estudiantes en el nivel secundario o superior de gestión estatal o privada conforme a la Ley Nacional 26.877, por lo que el proyecto volvió a la Cámara Alta para una nueva revisión.

El proyecto original fue aprobado en la Cámara Baja durante la sesión del martes 10 de Octubre del 2017, promueve el derecho de los estudiantes de nivel secundario, terciario y BSPA de gestión pública o privada, a constituir Centros de Estudiantes Autónomos, que los representarán ante las autoridades, conforme a la Ley Nacional 26.877; y a su vez deroga la Ley provincial 6.616.
Entre las objeciones a lo que propuso el Senado, los diputados señalaron que ese proyecto señala cuales serían los principios reguladores de los Centros de Estudiantes, cuando la Ley Nacional establece que serán ellos mismos quienes lo estipulen; además, establece a la Subsecretaría de la Juventud de la provincia de Salta como autoridad de aplicación, cuando está debe ser el ministerio de Educación de la Nación.
Así también, la Cámara Alta busca establecer requisitos extra en la Ley a los estudiantes para participar de los centros, como ser alumno regular de la institución, lo que no figura en la normativa nacional.
El diputado Germán Rallé manifestó que está convencido que de esta manera se está empoderando a los jóvenes para que puedan desarrollarse democráticamente para que las instituciones crezcan.
“En muchos casos, los directivos no dejan que los jóvenes se organicen en estos Centros de Estudiante, ya que están mal vistos, pero no se dan cuenta que con estos se mejoraría la calidad educativa de las diferentes instituciones”, dijo el legislador.
En tanto, el diputado Guillermo Martinelli remarcó la importancia de darles a los jóvenes la libertad para conformar estas entidades y que los mismos puedan velar por el cumplimiento de sus objetivos.
“El proyecto original tiene vigencia absoluta y correlación con la normativa nacional, por lo cual creemos conveniente continuar el mismo”, dijo el legislador.
Asimismo, el diputado Lucas Godoy criticó las modificaciones propuestas por el Senado, ya que estas son muy reglamentaristas, limitando la labor de los estudiantes, lo cual dista de ser el objetivo de la conformación de los Centros de Estudiantes.
“Es importante la experiencia que puedan adquirir los estudiantes en estas instituciones, para la futura vida democrática de la sociedad”, dijo el legislador.
Por su parte, la diputada Alejandra Navarro aseguró que de esta manera se da un mejoramiento en la calidad educativa de las diferentes instituciones.
Por otro lado, el diputado Claudio Del Plá destacó que los Centros de Estudiantes son esenciales para la organización de la juventud salteña, pero que existen muchas limitaciones para que los jóvenes puedan crear los mismos.
“En la propuesta original y en la del Senado, existen puertas abiertas para que el Estado intervenga en la conformación de las entidades reduciendo la libertad de los estudiantes”, advirtió el legislador.
El diputado Tomás Rodríguez calificó como fundamental la existencia estos centros, pese a que muchas autoridades de instituciones educativas no quieren que los jóvenes se organicen para pelear por sus derechos.
“Ningún adulto puede intervenir en la conformación de Centros de Estudiantes ya que limitaría la libertad de los jóvenes”, dijo el legislador.
El proyecto fue aprobado en unanimidad y regreso al Senado en insistencia.