PRENSA INSTITUCIONAL

Media Sanción al Proyecto del Presupuesto Provincial 2019

Facebooktwitter

_MG_9811

La Cámara de Diputados aprobó por votación mayoritaria el proyecto de Ley remitido por el Poder Ejecutivo, que detalla el presupuesto a ejecutar por la provincia durante el ejercicio 2018 y que tiene previsto un gasto de más de 76 mil millones de pesos. En total los ingresos provinciales crecerán un 27% con respecto a 2018.

El diputado Mario Vilca realizó la exposición sobre el presupuesto destacando que del total de los fondos el 65% estarán destinados a la educación y a la salud, y que la inversión en obra pública será de 7 mil millones de pesos; mientras que los municipios recibirán 7.430 mil millones de pesos por coparticipación, lo que significa un 30 % más con respecto a este año.

En lo que respecta al área de salud, el legislador explicó que se contempla un 55% de incremento en las partidas como la provisión y acceso a medicamentos y el 57% para insumos hospitalarios.

Sobre educación, el diputado del bloque del Partido Justicialista comentó que se prevé un incremento del 65% para las partidas del Plan Asistencia Alimentaria en Escuelas, sumado a los incrementos en las partidas presupuestarias de la Tarjeta Social, Comedores Infantiles, Refuerzo Nutricional Pueblos Originarios y Módulos Alimentarios. En total los recursos destinados a los aspectos sociales ascienden a $2430 millones de pesos.

En lo que se refiere a la Obra Pública, Vilca detalló que entre las obras que se destacan está la finalización de la construcción de 30 nuevos establecimientos educativos y tareas de pavimentación en rutas provinciales; y se continuarán las obras en 10 hospitales, 15 centros de salud y 19 puestos sanitarios y se ejecutarán trabajos en materia de agua y saneamiento.

En cuanto a viviendas, el diputado confirmó que el Instituto Provincial de la Vivienda fortalecerá la entrega de escrituras por medio del plan de Regularización Dominial, y se prevé la entrega de nuevos loteos. Asimismo, se profundizará las acciones tendientes a bajar la morosidad, actualmente en un 38%.

Por otro lado, el legislador adelantó que habrá una baja en las alícuotas del impuesto a las Actividades Económicas de hasta un 50% según el rubro de actividad. Esto alcanzará a la industria, electricidad, construcción y turismo.

Por su parte, el diputado Sergio Cisneros manifestó que el presupuesto, además de ser muy ajustado, aumentó en términos nominales y no reales ya que la inflación es y será muy grande.

El diputado Germán Rallé declaró que esta planificación no es la que se quisiera, pero es la que la provincia está en condiciones de realizar, pese a ello, ponderó varios puntos que brindan garantías sociales para los más vulnerables.

Así también, el diputado Lucas Godoy expresó que nadie puede festejar este presupuesto que está ligado los recursos enviados de Nación y los recortes que esta realiza.

Por su parte, el diputado Pedro Sández destacó que aún con números adversos por parte del gobierno nacional, se pudo hacer un presupuesto que atienda varios puntos de la sociedad salteña.

Por otro lado, el diputado César Córdoba expresó que el equilibrio fiscal es a costa del detrimento de otros factores y que en el departamento de Los Andes hay obras faltantes de salud, abastecimiento de agua, etc.

El diputado Santiago Godoy manifestó que el proyecto está pensando en una economía equilibrada para el gobierno que venga y no se ponga de excusa la gestión anterior.

En tanto, el diputado Dionel Ávalos afirmó que gran parte del presupuesto provincial está basado en el ajuste realizado por el gobierno nacional, por lo que fue necesario realizar recortes en varios aspectos.

“Hay varios elementos en los departamentos más vulnerables que no se ven representados, pero es para destacar que esta planificación intentará cubrir gran parte de estas necesidades”, dijo el legislador.

El diputado Baltasar Lara Gros explicó que ante los recortes de fondos realizados por el gobierno nacional fue necesario trabajar en la efectivización de los recursos disponibles. Asimismo, remarcó la necesidad de seguir disminuyendo la brecha existente entre la Capital y los municipios del interior.

En este sentido, el diputado Mario Ábalos criticó que el oficialismo provincial escude las deficiencias del presupuesto para el 2019 solamente por el contexto nacional.

Además, el legislador remarcó que hay índices poblacionales en varios municipios que no se actualizaron y por dicho motivo no se ven favorecidos con el reparto de coparticipación, que sumado a la excusa obra pública a realizar atenta contra las localidades del interior.

La diputada Silva Varg aclaró que si bien nadie está conforme con el proyecto, se debe entender que la provincia está atada al presupuesto nacional, el cual tiene grandes restricciones.

Así también, el diputado Javier Diez Villa cuestionó que el superávit que se plasma en el presupuesto no apunte a reforzar algunos sectores sociales ante un presupuesto estrecho.

Por otro lado, la diputada Norma Lizárraga hizo hincapié en que las necesidades de los departamentos del interior de las provincias no se ven asistidas como por ejemplo en abastecimiento de agua, inseguridad, etc.

Además, el diputado Martín De Los Ríos remarcó que existe un pasivo latente debido a los juicios y las expropiaciones a las que deberá hacer frente la provincia y que pueden distorsionar cualquier planificación presupuestaria.

En tanto, el diputado Matías Posadas declaró que hay recursos de las empresas que deberían estar en las arcas de la provincia para el beneficio de todos los salteños.

“Debemos destacar que hay bajas en los impuestos provinciales que continúan el hilo de lo que se va realizando en la gestión, buscando soluciones en esta época de crisis”, dijo el legislador.

Por su parte, el diputado Arturo Borelli manifestó que este presupuesto deja en evidencia un gran ajuste plasmado en obras, criticando que el oficialismo salteño se justifique ante el grave contexto nacional sin asumir responsabilidad alguna.

Así también, el diputado del Bloque del Partido Obrero criticó la gran cantidad de exenciones a grandes empresas por ejemplo Salta Forestal que son beneficiarios de la forma impositiva.

En coincidencia, el diputado Claudio Del Plá criticó que este proyecto establece una rebaja importante del trabajo formal, aumentando el trabajo en negro, disminuyendo el valor real de los salarios, además de las caídas en el plantel de planta permanente del Estado Provincial, desprotegiendo sectores como la salud, vialidad y educación.

“No hay planificación de nuevas viviendas y es muy difícil que se terminen las que están en ejecución”, dijo el legislador.

El diputado Julio Moreno expresó que se trata de un presupuesto propio de una época de crisis y resaltó lo bueno de que haya aumentos en acción social, transporte y co-participación municipal; pero criticó la gran cantidad de recursos destinados al gasto corriente.

Así mismo, el diputado Ramón Villa criticó que la provincia tenga infraestructuras muy deterioradas y el presupuesto no contempla un avance de las mismas, mientras que hay obras que están en las listas a realizar de todos los años pero nunca se terminan.

“Hay un deterioro muy grande en varias áreas ligadas inexorablemente al grave contexto nacional, que provoca recortes importantes en ámbitos”, dijo el legislador.

En cuanto al área de salud, la diputada Gladys Paredes lamentó que no se cubran de manera eficientes los insumos en los hospitales de la provincia y que no se cubran las vacantes de cargos en desmedro de la calidad de atención a los pacientes.

En sintonía, el diputado Tomás Rodríguez explicó que no se vislumbra en el presupuesto una mejora en la calidad de vida de los salteños, más aún en los pueblos originarios que se ven muy afectados con los recortes.

Por otra parte, el diputado Mario Mimessi cuestionó que el 90% del presupuesto sea para el gasto corriente y el pago de personal de la provincia.

En tanto, el diputado Luis Cisnero señaló que hay más de 25 mil personas trabajando en la administración pública; además puso en duda la realización de obras que están presentes desde hace varios años en las leyes de presupuesto.

“Se margina a los sectores más necesitados impidiendo que puedan cubrir con las necesidades básicas”, dijo el legislador.

El diputado Sebastián Domínguez manifestó que el equilibrio fiscal por el que tanto pregonaron llegó a costa de profundizar las necesidades de los sectores más bajos de sociedad.

El proyecto fue aprobado por mayoría con los votos en negativo de los diputados Héctor Chibán, Mario Mimessi, Humberto Vázquez, Ramón Villa, Mario Ángel, Rosana Guantay, Tomás Rodríguez, Mario Sarapura, Isabel de Vita, Iván Mizzau, Manuel Pailler, Gladys Paredes, Alejandra Navarro, Claudio Del Plá, Arturo Borelli, Sebastián Domínguez, Julio Moreno, Luis Cisneros y José Rodríguez y pasó al Senado en revisión.