PRENSA INSTITUCIONAL

Solicitan instaurar el Observatorio de Seguimiento de los grupos vulnerables desplazados del Chaco Salteño

Facebooktwitter

_MG_3803

Mediante un Proyecto de Declaración, la Cámara de Diputados solicitó al Poder Ejecutivo Provincial establecer el Observatorio de Seguimiento de los grupos vulnerables desplazados del Chaco Salteño, a consecuencia de la más grande catástrofe que registra la historia en la región, ocasionadas por las extremas lluvias que provocaron la crecida de los Ríos Pilcomayo y Bermejo, y que llevaron a la evacuación de 10 mil habitantes del Municipio Santa Victoria Este.

El diputado Ramón Villa, autor del proyecto, explicó que lo que se vivó en el Chaco Salteño fue muy grave, demostrado porque aún hoy cerca de 300 familias siguen evacuadas y hay muchas comunidades que no van a poder volver a sus hogares ya que perdieron lo poco que tenían.

“En Alto la Sierra los habitantes no tiene como salir de ahí o moverse para otras provincias en caso de alguna emergencia”, declaró el legislador.

El diputado del Bloque del Frente Para La Victoria aseguró que lo que falta y faltó siempre en el departamento de Santa Victoria es inversión, dejando eso en manifiesto el paupérrimo estado de las rutas provinciales y los caminos hacia escuelas y hospitales.

En cuanto a la creación del Observatorio, Villa asevera que servirá para hacer una red que ayude al mantenimiento de las localidades del departamento.

Finalmente, el legislador recriminó la falta de ayuda a la región alegando que seguramente pasa porque la gente que sufre y muere son indios, de ahí surge el desinterés de la clase dirigente.

La diputada Gladys Paredes expresó que lo vivido en el Chaco Salteño a raíz de las inundaciones fue muy grave, ya que afectó mucho a los habitantes de la zona.

“El desmonte es un inconveniente en toda la provincia, principalmente en el norte, lo que quedó demostrado luego de lo vivido; es indispensable que se realice un estudio del impacto que la tala indiscriminada provocó”, dijo la legisladora.

En tanto, el diputado Mario Mimessi declaró que lo primero que debe hacerse es poner los objetivos para los municipios del norte sobre la mesa para lograr un plan que beneficie a los habitantes de la región ante tamaño desastre y prevenciones de futuros acontecimientos de este tipo.

“No puede ser que nuestra única forma de prevención sea rezar para que no llueva mucho y que los ríos no se desborden, es notoria la falta de inversión, pero ya es momento que el Poder Ejecutivo provincial y nacional trabajen en serio por el bienestar del norte salteño”, reprochó el legislador.

El diputado del Bloque de la Unión Cívica Radical aseguró que existen dos Salta, una la del folleto que “es tan linda que enamora”, y la otra donde los chicos, principalmente de los departamentos del norte, mueren de hambre, no hay agua potable y la luz se corta cada media hora.

En este sentido, la diputada Norma Lizárraga aseguró que hay muchos pueblos en la provincia que necesitan de visibilización y planificación para que de una vez sus necesidades dejen de ser ignoradas.

Por su parte, el diputado José Rodríguez agradeció a sus colegas la ayuda para la gente del departamento que él representa en un momento tan difícil, aunque aseguró sentirse abandonado por el gobierno provincial.

“El departamento de Santa Victoria tiene un abandono enorme, si al mal estado de los hospitales y las escuelas se le agrega lo que dejó esta catástrofe estamos en un estado muy grave”, dijo el legislador.

El Proyecto fue aprobado por unanimidad,