PRENSA INSTITUCIONAL

Media sanción a la Ley de Ministerios

Facebooktwitter

Sesión 15 de Agosto

En un tratamiento sobre tablas, la Cámara de Diputados aprobó el Proyecto de Ley enviado por el Poder Ejecutivo que promueve la modificación de la Ley N° 7905 y establece una reducción del número de ministerios y secretarías en la provincia, a fin de “mejorar la calidad institucional y la reducción del gasto público, optimizando la organización de las estructuras en los próximos años, para garantizar una eficaz gestión de gobierno en beneficio de la comunidad salteña”.

El Proyecto establece la reducción a 10 ministerios de los 12 que actualmente existen, mantiene la Jefatura de Gabinete y disminuye de 55 a 44 las secretarías.

De esta manera, los ministerios serían los de Gobierno; Derechos Humanos y Justicia; Primera Infancia; Asuntos Indígenas y Desarrollo Social; Educación, Ciencia y Tecnología; Cultura, Turismo y Deportes; Salud Pública; Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable; Seguridad; Infraestructura, Tierra y Vivienda; Economía.

El diputado Guillermo Martinelli explicó que existen dos aspectos para analizar en la aprobación de la Ley, el primero sobre la cuestión legal y constitucional de la misma y el segundo el análisis político.

En referencia a la cuestión legal y constitucional, el legislador explicó que el gobernador está avalado por los artículos 140 y 147 de la Constitución Provincial para diseñar las políticas que crea necesarias para gobernar de manera eficiente, por lo que considera un derecho del Poder Ejecutivo establecer los números de ministerios y secretarías que considere necesarios.

En cuanto a las decisiones estrictamente políticas de la ley, el diputado manifestó que hay varios puntos que merecen una crítica. El primero es la unificación del ministerio de Gobierno con el de Derechos Humanos y Justicia, porque considera que los objetivos de éste último pasarán a ser subvalorados.

Así también, Martinelli cuestionó la combinación de los ministerios de Trabajo y el de Industria, lo que significa un retroceso del trabajo en Salta, ya que a su parecer beneficia a los empresarios, dejando a la clase trabajadora en inferioridad.

Por su parte, el diputado Lucas Godoy declaró que no deben rechazar la ley ya que el gobernador tiene la facultad de hacer lo que crea conveniente para efectivizar la administración de la provincia.

“Lo central no está en el armado del organigrama gubernamental, sino en el contenido, ya que las diferentes áreas deben cumplir eficazmente con su trabajo, al margen de si se trata de una secretaría o un ministerio, para es necesario que los mismos cuenten con el financiamiento necesario para el desarrollo de sus tareas”, dijo el legislador.

El diputado Baltasar Lara Gros consideró que la reducción en los cargos públicos ayudará a utilizar con mayor eficacia los recursos con los que la provincia cuenta.

Sobre los ministerios y las secretarías, el diputado explicó que éstos tendrán un papel protagónico y deberán responder eficazmente a sus responsabilidades para con los salteños.

La diputada Gabriela Martinich manifestó que apoya la forma de gobierno que quiere plasmar Juan Manuel Urtubey, aunque solicitó a quienes vayan a asumir los diferentes cargos que: “No se queden detrás de un escritorio y vean con sus propios ojos los problemas en todo el territorio salteño para de esa manera buscar las mejores soluciones, fomentando la descentralización en la provincia”.

En este sentido, el diputado Matías Posadas explicó que esta Ley es muy importante para ejecutar efectivamente el plan de acción planteado por el Poder Ejecutivo, que se modifica no sólo en nombres y cantidad de cargos, sino también en el modo de gobierno.

“Anteriormente, la Jefatura de Gabinete era responsable de la toma de decisiones de todos los ministerios, con estas modificaciones se otorga mayores responsabilidades a las demás autoridades, asegurando un mejor desarrollo en las tareas que le competen a cada uno”, declaró el legislador.

El diputado Raúl Medina expresó que la nueva Ley de Ministerios es una facultad que tiene el gobernador para efectivizar sus formas de gobierno y aseguró que la burocracia no es la que genera derechos para los trabajadores, sino que es una positiva gestión.

“Con estas reducciones en el organigrama gubernamental, el gasto público se reduce en un 20% lo que fomenta el bienestar de los salteños”, dijo el legislador.

El diputado Ramón Villa explicó que el propósito de la Ley es reducir el gasto público para lograr cumplir diferentes objetivos de gobernación.

Sobre la tarea de los ministerios y secretarias, el legislador dijo: “necesitamos que cada uno de los responsables de las áreas tenga la suficiente autonomía para resolver problemas urgentes y no esperar la decisión del Jefe de Gabinete”.

Por su parte, el diputado Mario Ábalos manifestó su apoyo a la competencia del gobernador para elegir como estarán conformados y cuantos serán sus ministerios y secretarías; aunque aseguró que es su obligación como legisladores evaluar lo realizado por Juan Manuel Urtubey en estos diez años de mandato.

“Es raro que luego de 10 años el gobernador se diera cuenta que había que reducir el gasto público. Además, hay gastos exuberantes en publicidad oficial en Salta y otros 190 millones pertenecientes a su caja negra, mucho mayor a la unificación de algunos ministerios”, dijo el legislador.

En concordancia con su compañero de Bloque, la diputada Betty Gil expresó su apoyo al proyecto aunque consideró que hay otros aspectos en que se pueden ahorrar muchos más recursos para efectivizar el trabajo del Poder Ejecutivo.

La diputada Norma Lizárraga manifestó que su apoyo al Proyecto se basa en que es un derecho constitucional del gobernador diseñar el organigrama de su gabinete, aunque afirmó que no tiene en claro si los ministros y secretarios salientes son removidos porque no cumplieron con los objetivos o si su trabajo en las respectivas áreas no fue eficiente.

“Espero que las nuevas autoridades se ocupen de solucionar los problemas de los salteños y presenten cuando les sea solicitado los informes de control de su gestión”, declaró la legisladora.

En sintonía con la postura de Lizárraga, el diputado Martín De Los Ríos manifestó que el gobernador establece los instrumentos que el gobierno considera necesarios para una eficaz tarea, a pesar de no compartir las formas de trabajo.

Por su parte, el diputado Claudio Del Plá dijo que siempre es importante diferenciar las formas del contenido, considerando que la reforma sirve para rectificar una política que gobierna en Salta hace más de 20 años.

“El cambio en el gabinete provincial, es un alineamiento muy profundo con las políticas del gobierno nacional, lo que perjudica gravemente a los trabajadores y beneficia altamente a los capitalistas, profundizando aún más el modelo de ajuste en el país”, criticó el legislador.

Coincidiendo con el diputado del Partido Obrero, el diputado Humberto Vázquez manifestó su discrepancia con el Proyecto argumentando que  no le parece que sea un ahorro sustancial de recursos eliminar solamente dos ministerios.

“No es obligatorio que apoyemos el Proyecto, los salteños nos eligieron para legislar correctamente y las facultades que tenemos nos lo permiten”, dijo el legislador.

El Proyecto fue aprobado por mayoría, con los votos en negativo los cinco diputados del Bloque del Partido Obrero y el de Humberto Vázquez, y pasó al Senado en revisión.